Fiscalía formaliza a prefecto de Carabineros de Aysén por montaje contra estudiante de la Uach

El pasado lunes se llevó a cabo la formalización del coronel de Carabineros Pablo Capetillo Contreras, jefe de la Prefectura de Carabineros de Aysén, por el supuesto delito de obstrucción a la investigación.

Esto luego de la imputación falsa realizada por la institución contra un estudiante de primer año de Agronomía de la Universidad Austral de Valdivia, campus Patagonia, acusado de agredir a un sargento de Fuerzas Especiales el pasado 6 de noviembre.

El policía en cuestión fue herido por una piedra que lo impactó en el rostro, causándole pérdida de algunas piezas dentales.

Tras el hecho, Martín Sanhueza Mascareño fue detenido y enviado a prisión preventiva por la Corte de Apelaciones de Coyhaique, sin embargo, días más tarde, la defensa entregó al Ministerio Público un video que exculpaba al universitario.

«En la pieza se aprecia que quien arrojó la pedrada que hirió al efectivo de FF.EE. no fue Martín Sanhueza, prueba que fue puesta en conocimiento del juez Mario Devaud, quien ordenó que el joven fuera puesto en libertad sin ninguna medida cautelar», informó El Diario de Aysén.

Luego de poner la mira sobre Carabineros, la Fiscalía estableció que el coronel Capetillo, oficial cuestionado por recabar listas de estudiantes movilizados en colegios de Coyhaique, habría mantenido en su poder videos que liberaban a Sanhueza de responsabilidad, excluyéndolos intencionalmente de las pericias.

«Hay dos oficiales de Carabineros de Chile contestes en que luego de haber manifestado al coronel Capetillo que ese video daba cuenta de la no participación del imputado, él ordenó directamente, luego de analizarlo, excluirlo. Por tanto, hay dos testimonios, del jefe del LABOCAR, de un subprefecto de Carabineros de Chile de la zona, y además, el hallazgo por incautación en poder de Carabineros de un video institucional», explicó el fiscal Luis González.

El Juzgado de Garantía solo decretó arraigo nacional contra Capetillo, por lo que el ente persecutor no descartó apelar, solicitando la medida cautelar de prisión preventiva.

Print Friendly, PDF & Email
Comparte