Rehabilitación kinésica domiciliaria beneficiará a usuarios con accidente cerebrovascular

Hospital implementó esta iniciativa para todas las personas de Chillán o Chillán Viejo que necesitan  rehabilitación motora posterior a un accidente vascular.

Para acercar a la rehabilitación kinésica a los usuarios que cursaron un accidente cerebrovascular (ACV) –que se ubica entre las primeras causa de muerte en Ñuble- que requieren terapia motora y residen en Chillán o Chillán Viejo, el Hospital Clínico Herminda Martín por intermedio de su servicio de Medicina Física y Rehabilitación ha llevado la atención de kinesiología hasta los domicilios, favoreciendo la recuperación funcional de estas personas.

De acuerdo con el Dr. Marcelo Pérez, Jefe del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación, la idea es “evitar complicaciones secundarias y permitir que el usuario avance en su recuperación funcional, realizando actividades de la vida diaria en un espacio que es el cotidiano. Además este tipo de atención a domicilio favorece la integración de las familias en el proceso y por lo tanto, su educación”.

La rehabilitación hace una gran diferencia en su recuperación ya que en algunos casos, permite lograr que el cerebro aprenda nuevas formas de trabajar y ayudarlo a recobrar las habilidades que perdió como causa del ACV, con ejercicios de motricidad y entrenamiento de la movilidad.  También puede ayudar a las personas a sentirse más seguras, mejora su integración social, familiar y, en definitiva, su calidad de vida.

La cita en casa se realiza los días lunes, miércoles y viernes desde las 8 de la mañana y hasta las 13 horas, tiempo en el que es posible rehabilitar al menos a 5 personas diarias. Cada atención, se extiende en promedio entre 30 y 45 minutos.

Esta modalidad se suma a la rehabilitación de los pacientes que cursaron un ACV, que se realiza en el establecimiento asistencial de lunes a viernes, entre las 14 y 17 horas.

Ambos tipos de atención se realizan de forma individual, según explica el Dr. Pérez con el objetivo de “optimizar el proceso terapéutico y también con la intención de disminuir la probabilidad de contagios  por Covid-19 en esta población de riesgo, por eso los profesionales además siempre cuentan con  los respectivos elementos de protección como mascarilla, guantes, delantal y escudo facial”.

Print Friendly, PDF & Email
Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *