No habrá primarias opositoras: reunión entre partidos terminó sin acuerdo por diferencias en la ex Nueva Mayoría

Luego de dos días de reuniones entre los partidos de toda la oposición y finalizado el plazo para inscribir listas en el Servel, los «blindajes» impidieron que avanzaran las conversaciones y cada partido presentará su propio candidato para las elecciones municipales y de gobernadores.

Luego de dos días de reuniones en la sede del Partido Socialista, este miércoles y a minutos del cierre del plazo para las inscripciones de las listas en el Servel, los partidos de oposición no llegaron a un acuerdo para llevar un solo candidato a las próximas elecciones de alcaldes y gobernadores regionales.

Pese a que la primaria opositora para las municipales ya estaba prácticamente descartada en las últimas negociaciones, las conversaciones se mantuvieron en torno a la primera elección de gobernadores que se hará en el país; pero los ánimos ya venían caldeados desde el domingo pasado. Ese día el Frente Amplio emitió una declaración descartando ir a primarias con el resto de la oposición, lo que generó duras críticas desde la ex Nueva Mayoría, a quienes el bloque frenteamplista respondió este martes pidiendo cuatro “mínimos éticos y programáticos” para pactar: poner énfasis en derechos sociales, la transparencia y participación ciudadana, en erradicar toda forma de corrupción y fortalecer la descentralización en todos los niveles.

Con esos requisitos y enfatizando en la idea de una primaria que incluya a todos los partidos y todas las regiones, las representantes del Frente Amplio llegaron a conversar a la sede del Partido Socialista.

Desde el resto de la ex Concertación ya habían tildado los requisitos del FA como “obviedades” y habían llamado a sus pares a sumarse a un pacto “sin condiciones”, manifestando su disposición a pactar en todos los territorios. Dentro de la Convergencia Progresista había optimismo y a la sede de la calle París llegaron esperanzados. Tanto así que al llegar al lugar, el presidente del Partido Radical mostró un lápiz, asegurando que estaba listo para firmar donde hubiese que hacerlo. Pero dentro del pacto Unidad para el Cambio -que integran el Partido Comunista, Partido Progresista y Federación Regionalista Verde Social-, el panorama era distinto. Fueron varios los que mencionaron a este bloque, y en particular al PC, como quienes estaban “trancando” un acuerdo que el resto ya había asumido, pidiendo “blindar” a sus candidaturas más fuertes. El martes la situación ya parecía sentenciada, pero en el PS, PPD y PR todavía confiaban en que podían salvar la situación.

Pero el entusiasmo de la ex Concertación no bastó. El plazo para inscribir los pactos en el Servel vencía a las 17 horas y una hora antes ya el acuerdo estaba desahuciado. Algunos de los negociadores lo advirtieron a los pocos minutos de sentarse en la mesa y lamentaban haber entrado a una conversación en la que no había unidad. Así las cosas, se definió que la oposición en su conjunto no tendrá primarias para la elección de alcaldes ni gobernadores, por lo que cada uno presentará sus propios candidatos directamente para la votación del 11 de abril de 2021.

De esta manera, en el resto de la oposición, en especial dentro del PS, PPD y el PR, ha tomado fuerza la idea de realizar una primaria “convencional” o “ciudadana”, es decir, por fuera de la instancia oficial, con el objetivo de presentar un sólo candidato en representación de la Convergencia Progresista.

Print Friendly, PDF & Email
Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *